El Tarot y la Meditación: ¿cuál es su conexión?

El ser humano ha estado ante la búsqueda continua de respuestas a las inquietudes que lo aquejan. Saber el sentido de la existencia, el objetivo que tenemos en este mundo y el porqué estamos aquí, son algunas de ellas. Numerosas son las alternativas que se han originado, a lo largo de la historia para dar solución a estos interrogantes. Pero solo unas pocas se han mantenido con el tiempo, adquiriendo fuerza y prestigio. Entre ellas están el Tarot y la meditación, que, aunque con principios diferentes se relacionan entre sí. Si quieres saber cuál es su conexión, acá te contamos.

¿Qué es el Tarot y qué es la Meditación?

Antes de hablar de la conexión entre estas dos herramientas, es necesario saber en qué consiste cada una de ellas, para entender esta relación. En primer lugar, del Tarot diremos que es una baraja, un método que, basado en la adivinación, nos ofrece perspectivas del futuro. Su origen aún no esta definido, aunque bien se sabe que se desarrolló en Italia en el siglo XIV. Existen indicios de la existencia de naipes para el año 1120 en China y en la India, llamados naipes adivinatorios. Está conformado por 78 cartas divididas en dos grupos: los Arcanos Mayores que constan de 22 cartas.

En él están representados el universo, el mundo terrenal y el espiritual. Los Arcanos menores contienen 56 cartas parecidos a una baraja española, poseen el As hasta el X, Sota o Valet, Reina y Rey. Existen muchas variedades de Tarot, pero el más conocido es el de Marsella y ha tenido una amplia difusión en todo el mundo. La meditación es una práctica que se realiza para entrenar la mente, ya sea para conseguir un beneficio o conocer algunos temas. Son una amplia gama de prácticas que incluyen técnicas para promover la relajación, atraer energías o construir fuerza de vida.

Una fuerte conexión

Ya que hemos expuesto de lo que consisten cada una de las técnicas, daremos a conocer la conexión que las relaciona. La meditación prepara a las personas para que abran su mente y estén dispuestas a recibir los mensajes que hay a su alrededor. Durante toda nuestra vida nos creamos barreras y muros que no nos dejan ver lo esencial de ella, nos enfocamos en cambiar para conseguir lo que parece importante. Riqueza, fama, lujos olvidándonos de las cosas que nos hacen humanos.

El amor, la paz, la sabiduría, las conexiones con la naturaleza, sólo caemos en cuenta de lo que es importante cuando tocamos fondo. Es decir, ante situaciones difíciles que nos hacen ver la soledad y el vacío de nuestras vidas. Y ahí es cuando entra la meditación, para darnos un aire fresco, ofreciendo la oportunidad de hacer un alto en el camino y reflexionar acerca de todas nuestras acciones. Es así, como esta valiosa herramienta llega para sanarnos y despejar nuestra mente, logrando conexiones profundas. Darnos la capacidad para librarnos de lo que no nos deja avanzar, y estar dispuestos a recibir las respuestas que medios como el Tarot nos ofrecen. Cambiando el rumbo de nuestro camino.

Artículos relacionados