CÓMO RECONOCER A UN PISCIS: DESCUBRIMOS SUS FACETAS

Si buscas a un Piscis, aquí aprenderás cómo y dónde encontrar una persona bajo su signo. En principio, ya puedes dejar marchar tus ganas de buscarle entre los presidentes o gerentes de alguna firma, también cierra tu libro en el que se listan a los guerreros más prominentes de la historia. Borra de tu buscador esa frase que dice «los tipos más crueles de la historia». Ven conmigo, veamos dónde podemos encontrarlo.

LAS CARACTERÍSTICAS DE PISCIS

¿Te has puesto a pensar alguna vez qué sería de una batalla en la que en un bando fueran todos del signo piscis? Lo que ocurriría, si esto fuera realidad, es que mientras los del otro bando marcharan con sus retumbantes tambores de guerra, arremetiendo con furia al encuentro de los piscianos, blandiendo sus hachas y espadas, empuñando firmemente sus escudos; los del ejército de piscis, ante el asombro de sus contrarios, dejarían resbalar su armaduras, sus armas y sus ganas de luchar, algunos avanzarían con los brazos abiertos y una sonrisa infantil en el rostro y otros aguardarían sentados, mientras van fundiéndose con el mundo, en melancolía, sin prisas, sin odio…

Depende del ascendiente y del signo lunar, pero en su mayoría, los de Piscis se aglomeran en los lugares donde hay arte, con atmósferas teñidas de esoterismo, en los que la espiritualidad atraviesa los poros de la piel. Quizá entre los menesterosos, utilizando el tiempo de vida que tienen para ayudar a los más necesitados. Desdeñando aquello que ocupa los pensamientos de la mayoría, cosas como el poder, la riqueza o el estatus.

La codicia en su corazón se disipa como el vapor en el ambiente. Carecen de intensidad en cada acto que realizan, abandonan las competencias cuando todo apunta a que van a ganarlas, estas cosas no son de su interés, el mañana importa menos que el presente, viven despreocupados, como si no hubiera más tiempo que aquel en el que viven. Esquivan las contiendas, ante opiniones que buscan establecer divisiones se pliegan al deseo de la mayoría, como si no tuvieran voluntad, evitan navegar contra la corriente.

CÓMO COMPORTARSE ANTE UN PISCIS

No oponen resistencia a la marea, se dejan llevar, dondequiera que los lleve. Aprecian los caminos fáciles, los senderos blandos, los lugares donde abandonarse a la calma. Asentirá con palabras melódicas y con buenos modales a cualquier cosa que les digan. Si por alguna razón son ofendidos con hiriente cólera, responden con indiferencia; pero no con esa indiferencia que parece más un castigo, sino con una actitud amable, encantadora.

Evita bajar la guardia ante un Piscis, esa actitud tranquila y conciliadora puede devenir a veces en una reacción violenta que les hace irreconocibles, irradiando veneno en sus palabras. Luego se aplacarán y permanecerán mansos durante una prolongada temporada, tan apacibles como siempre.

Un piscis ha superado las etapas del hombre, en las que su ego dirige su camino, luchando por objetivos que luego de ser alcanzados no producen la satisfacción buscada y desaparecen con facilidad, dejando en su lugar, deseos insatisfechos y objetivos cada vez más inalcanzables. Al piscis no le preocupan estos menesteres, sabe que son efímeros como la vida.

Artículos relacionados