¿Cómo son los padres de Capricornio?

Capricornio es el eterno signo misterioso del zodiaco y gran parte de este enigma tiene que ver con su necesidad de protegerse y por el hecho de desconfiar de la gente que les rodea. Estos chicos y chicas pueden hablar con cualquiera, pero no se entregan así de fácil, ni en la amistad, ni mucho menos en el amor. Tradicionales y algo conservadores, con Capricornio no resulta extraño que sean los pilares morales de su familia, aunque existan signos que abogan más por las costumbres y el pasado.

Capricornio alberga algo de liberalidad y modernidad en su carácter y todo esto configura su forma de tratar a sus hijos. El padre de Capricornio tiene muchas cosas buenas y quizás un carácter algo fuerte en ocasiones el que le lleva en muchos casos a lograr que sus hijos le obedezcan en todos los términos que propone, siempre con la meta de educarlos y darles seguridad en su hogar. Sin embargo, estamos ante uno de los mejores padres y madres del zodiaco. Te preguntabas ¿cómo son los padres de Capricornio? Aquí y en las siguientes líneas, te lo explicaremos.

Buenos guías algo exigentes

Capricornio es desconfiado, pero con sus hijos las cosas son muy diferentes. Su entrega es total porque ellos entienden a sus hijos como un producto con sello propio que conocen bien desde el origen. El problema con los capricornianos y el resto de los desconocidos, es la incertidumbre de no poder saber a ciencia cierta sus intenciones reales. Pero, por el contrario, sus hijos son un baúl abiertos según su visión y para estos padres es suficiente con conocerlos tal y como son. Al ser predecibles, Capricornio sabe esperar y por ello se entrega a la crianza y educación de sus pequeños desde muy cerca.

Es un signo disciplinado y quiere que sus hijos triunfen así que la educación y su formación como individuos será asunto prioritario en la agenda de estos padres afanados. Todo lo mencionado hace que los padres capricornianos sean una mezcla entre amor intenso y disciplina. Por un lado, exigen en las tareas y la disciplina, pero por el otro consienten con dulces y tiempos para el juego y la distracción. En realidad, los progenitores capricornianos son excelentes para dividir el tiempo y las actividades de sus pequeñines.

Cero mentiras

Lejos de lo que se puede pensar de este signo regido por el elemento tierra, Capricornio es mente abierta y comprende realidades incomodas. Al ver crecer a sus hijos, procurarán soltarlos poco a poco, pero con seguridad. Lo importante es que nada los desvíe del camino del bien y los estudios, pero tarde o temprano soltarán su cadena. Lo que si deben entender sus hijos es que todo debe ser hablado y acordado. Tener buena comunicación con un padre capricorniano puede abrir muchas puertas y con entendimiento todo fluirá. Pero, por el contrario, decirles mentiras podría ocasionar grandes discusiones y conductas desaforadas que podrían ser incontrolables. Ellos te enseñan a vivir, pero diles siempre la verdad.

Artículos Relacionados

contadores web